Browsing Category

Esperanza

Esperanza, Sociedad

Lo que pasó no fue tu culpa

 

Vos estabas tan pequeña. No podías dimensionar lo que te estaba ocurriendo.

Todo parecía ser un juego normal del que disfrutan los niños al esconderse. Vos no lo provocaste; alguien se aprovechó de tu inocencia para implantarte el recuerdo que más te ha hecho llorar.

Te fuiste asustada a tu cuarto, temblando…sin comprender del todo lo que acababa de suceder y, al mismo tiempo, percibiendo que algo en vos se acababa de romper para siempre. ¿Cómo ibas a saberlo?  No encontrabas razones para  creer que alguien podría abusar de vos. El único culpable es el que te hizo daño.

Lo que pasó no fue tu culpa. Vos no pediste que te pasara esto cuando eras niña y tu familia jamás hubiera deseado que sucediera.

Continue Reading

Amor, Esperanza

El cielo ganó un ángel

Hoy se fue el último suspiro de tu vida y te imagino partiendo con la misma hermosa sonrisa de todos los días…con la mirada perdida en los ojos de tu mamá Lucía.

Hoy no hay fiesta en el pasillo del hospital por donde pasabas  irradiando alegría, contagiando a los demás con un optimismo que no dejo de admirar.

Hoy se nos rompió el alma en llanto porque acabas de marcharte y ya te estamos extrañando tanto.

Hoy no te rendiste; fue tu cuerpo cansado el que no resistió más. Pero vos no Diego, vos querías seguir luchando hasta el último momento posible.

Continue Reading

Amor, Esperanza

Volver a creer (letras para Santi)

Las palabras que encontré en aquel libro se abalanzaron sobre mí. En lo más profundo de mi ser, advertía que no era casualidad sentirme tan triste al encontrarme justamente con esta frase: “Saber que arrastro la más grande desgracia que puede sufrir un ser humano: he dejado de creer”.

Esto fue mucho antes de que Santi naciera, quizás unos 2 años atrás. Estaba leyendo ese libro por segunda vez, acostada en el sillón de la casa de mis papás, y sin alguna otra causa evidente, comencé a llorar.

Continue Reading

Esperanza, Oportunidad

Yo quiero vender frutas y patí

Hay dos personas que son parte de mi camino cada día. Fielmente me los encuentro en el trayecto de mi casa hacia la oficina cada mañana. Siempre he prestado mucha atención a mi entorno (mi mamá me contó que cuando tenía unos cuatro años estábamos en el supermercado y yo le señalé los zapatos de una señora y le dije que eran iguales a los de mi teacher del kinder), así que no iban a pasar desapercibidos. Además, las largas filas de carros de la que formo parte por el gran caos vial que nos envuelve, me obliga a observarlos con  detalle desde hace casi un año.

Continue Reading